Las manchas - cremantimanchas

Las Manchas

Las manchas que generalmente aparecen en las manos y/o en el rostro tienen una etiología diversa; es decir que pueden tener varias causas y, en la mayoría de los casos, podría decirse que su aparición es multifactorial. Huelga decir que cuando su aparición es repentina y llamativa, conviene acudir al dermatólogo para descartar cualquier patología dermatológica no tan benigna que pueda comprometer nuestra salud.

Las manchas suelen ser causadas por un exceso de melanina. La melanina, producida por los melanocitos, es una sustancia cuya función es proteger las demás células de la piel, absorbiendo los rayos UV. La luz, por lo tanto, los estimula y un exceso de luz originará una hiperactividad, por decirlo de alguna manera, una respuesta así mismo excesiva.

Los dermatólogos relacionan su aparición con las siguientes causas: cambios hormonales, por sobreexposición al sol o, simplemente, por el paso del tiempo: el envejecimiento. Pero no siempre. Se sabe que pueden también aparecer en adolescentes, causadas por el acné. Estas manchas son achacables a la exposición solar de granos o comedones inflamados, empeorados a veces por el intento de eliminarlos con las uñas, hecho que puede provocar una pequeña infección y termina dejando una marca oscura.

En mujeres, los cambios hormonales, combinados con una exposición solar excesiva, pueden también favorecer la aparición de manchas. Estos cambios hormonales, en la mujer joven, están relacionados con la toma de anticonceptivos o el embarazo que provocan una disfunción por sobreestimulación de los melanocitos, presentes en la capa inferior de la epidermis. Conviene por lo tanto adoptar las medidas de protección solar adecuadas, siguiendo las recomendaciones de nuestro médico.

Dado que el sol, para bien y para mal, sale para todos, una exposición prolongada en horas de máxima radiación a los rayos solares puede causar manchas en nuestra piel. Esta causa afecta a toda la población, sin distinción de sexo ni edad.

Para concluir, el temido pero inexorable envejecimiento causa una producción excesiva de melanina e hiperpigmentación. Las manchas oscuras son cúmulos de melanina que suelen aparecer a partir de los 40 en las áreas más expuestas al sol: manos, cara, cuello y escote.

Es siempre motivo de inquietud y disgusto descubrir una mancha oscura en nuestra piel, sobre todo si afecta el rostro. Una vez descartada toda causa patológica grave por nuestro dermatólogo, ya tenemos una herramienta suave, con principios activos naturales.